¿Padeces el síndrome visual informático?

0
296
Síndrome visual informático
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Si eres el tipo de usuario que pasa varias horas al día frente a un monitor, ya sea para trabajar o con fines recreativos, puede que sin saberlo padezcas el síndrome visual informático.

Los síntomas típicos son ojos rojos, resequedad ocular, visión doble o borrosa, ardor y comezón.

Luego de descansar los ojos, los malestares disminuyen pero sólo por un momento. Esto es particularmente frustrante para aquellos que necesitan usar un monitor varias horas al día, debido a su trabajo.

Este padecimiento puede afectar a aquellos que pasan más de tres horas diarias frente a una computadora. Evidentemente, la población susceptible de sufrir este síndrome es muy grande: hasta 70 millones de trabajadores alrededor del mundo.

Un estudio publicado en Medical Practice and Reviews presentó una lista de profesiones que son las más propensas a este fenómeno: estudiantes, diseñadores, secretarias, ingenieros, arquitectos, periodistas, artistas gráficos, académicos, entre otros.

Pero ahí no termina el problema. Tope Raymond Akinbinu y Y.J. Mashalla, autores del artículo, refirieron cuatro estudios previos que comprobaron que, además de los problemas oculares, usar la computadora intensivamente genera otros síntomas como dolor en la espalda baja, dolor de cabeza y estrés psicosocial.

Consejos para prevenir o corregir el síndrome visual informáticoSindrome visual informático

Se aconseja que la iluminación de la pantalla sea ligeramente más brillante que la luz ambiental. Si esta última es demasiada, hace que los ojos se esfuercen más por ver lo que hay en la pantalla.

Ayuda mucho también que la resolución de la pantalla sea alta, para que proporcione imágenes y tipografías bien definidas, lo cual permitirá al ojo enfocar con más facilidad.

Los oftalmólogos recomiendan practicar la regla “20-20”: por cada 20 minutos de uso del monitor, descansar 20 segundos mirando a una distancia de por lo menos 5 metros.

Por último pero no menos importante, se recomienda parpadear conscientemente para lubricar el ojo; pues olvidamos hacerlo cuando observamos una pantalla y reducimos la cantidad de parpadeos por minuto, cuya consecuencia a mediano plazo es el ojo reseco.

Fuente: The New York Times Español

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo