¿Listo para el Buen Fin?

0
61
Imágen predeterminada
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

BuenFin Aprovecha estos días y haz que realmente valga la pensa la inversión. Si aún vienes arrastrando deudas del año pasado o más atrás, más vale que no acumules más cargos en tu tarjetas.

No te vayas con la finta de que ‘todo’ está de oferta y tampoco caigas en el juego de los meses sin intereses. Platica con la familia, haz cuentas, compara y decide.

-Lo necesitas o lo quieres. Si llegas a cualquier establecimiento y mágicamente surgió el amor por la pantalla, la computadora o el celular, atención ¡No lo compres!, debes priorizar qué es en verdad lo que necesitas, si no pensabas hacerte ese artículo no hay necesidad que te endeudes por algo que seguramente no necesitas.

-Aprende a comprar. Nunca pero nunca te dejes ir por la primera opción, si ya tienes en mente lo que deseas, aprovecha días antes para investigar sobre precios e incluso por la tienda que te ofrece un mejor plan de pago. En ocasiones podemos encontrar el mismo producto a mitad de precio, en el establecimiento de al lado, sólo es cuestión de tener paciencia y saber elegir.

-Elimina el millonario que llevas dentro. Una de las cosas principales que debes aceptar es cuánto dinero tienes tú y cuánto tiene tu tarjeta de crédito, recuerda que el crédito no es un aumento de sueldo, sólo es un préstamo que a veces se nos olvida que tenemos que pagar en cómodas mensualidades que terminan en cinco años.

-Valora los meses sin intereses. Todos en algún momento hemos caído en la tentación de comprar a 15, 18 o hasta 36 mensualidades sin intereses. Pero en verdad debemos evaluar si vale la pena, porque endeudarnos por tres años, cuando nuestro producto normalmente dejará de funcionar antes de ese tiempo. Imagínate, seguir pagando algo que ya está en la basura o no tienes contigo.

-Amárrate las manitas. El mejor y último consejo ¡No compres! Debemos ser valientes y considerar si es necesario que realicemos compras, aunque sean los cuatro días más baratos del año no significa que tengas que ir a comprar y llenarte de deudas por los próximos dos o cuatro años. Analiza si lo necesitas y cómpralo, no gastes tu dinero en cosas que sencillamente son innecesarias.

Aunque algunos de estos consejos te puedan parecer sencillos, es importante comenzar aplicarlos para tener unas mejores finanzas que tal vez no se verán reflejadas inmediatamente, pero en un futuro, verás los frutos de tus buenas decisiones.

Visita el sitio especial de Profeco para verificar precios, productos y conocer los establecimientos que te brindan las mejores ofertas.

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo