¡Estos son los mitos más comunes sobre las estrías!

0
19
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Existe un gran número de mujeres y hombres que padecen estrías, en ocasiones esto puede crear inseguridad porque resultan muy antiestéticas.

Pero, ¿qué es verdad sobre las estrías? Descúbrelo aquí: 😉👇

1. Engordar y adelgazar provoca estrías. Falso.

La pérdida o ganancia de peso por causas naturales, al parecer sólo influyen en la orientación de las estrías pero no en su aparición. Las causas de la aparición de las estrías pueden dividirse en dos grandes tipos: Estados fisiológicos, la pubertad, el embarazo, el mero crecimiento y la predisposición genética.

2. Los hombres no tienen estrías. Falso.

Las estrías se distinguen por su color. Las estrías rubras son rojas de aparición reciente y aparecen por igual en hombres y mujeres. Las estrías albas suelen ser más antiguas y más estrechas.

En cuanto al género, la diferencia es la localización, las estrías femeninas, suelen aparecer en nalgas, caderas, mamas, muslos y cara interna de las extremidades inferiores y las masculinas en la espalda o más raramente en la zona lateral del tronco. Son habituales entre los deportistas.

3. Las estrías blancas son imposibles de eliminar. Falso.

A la hora de indicar e iniciar un tratamiento, el color no es determinante del éxito.

4. Las estrías pueden desaparecer con las nuevas tecnologías. Falso.

Ningún tratamiento conocido hasta el momento es efectivo al 100% sobre las estrías.

5.- Beber suficiente agua y mantener una dieta balanceada, no ayuda a la disminución de la estrías. Falso. 

Tomar de 10 a 8 vasos al día y mantener una dieta saludable, sirve para prevenir las estrías. Una hidratación adecuada ayuda a la elasticidad de la piel, no olvides utilizar diariamente una crema humectante en el cuerpo.

6.- Todas las mujeres tienen estrías. Falso.

Las mujeres que tienen la dermis seca son más vulnerables a la aparición de estrías que aquellas que tienen la piel grasa o normal. En el caso de tener la piel seca conviene hidratarla de manera adecuada y especialmente en etapas de la vida como el embarazo, la adolescencia, la lactancia.

Recuerda que la prevención es la mejor opción para combatir las estrías, por ejemplo, los baños de agua fría previenen su aparición. Frota diariamente con una esponja empapada de agua fría las zonas afectadas, esto estimula la microcirculación cutánea y así tendremos tonicidad y elasticidad de los tejidos.

 

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo