¿Dormir mal está vinculado con el alzheimer?

108
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Dormir mal es un sello distintivo de la enfermedad de Alzheimer. Las personas que sufren interrupciones constantes del sueño o tienden a despertarse cansadas son síntomas de la enfermedad.

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, Estados Unidos, detectaron que las personas mayores que tienen menos sueño de ondas lentas –el sueño profundo que se necesita para consolidar los recuerdos y despertarse sintiéndose renovado– poseen niveles más altos de proteína cerebral tau y tener un tau elevado se traduce a daño cerebral y deterioro cognitivo, por lo que es alta la probabilidad de sufrir Alzheimer.

Ahora, si duermes bien, pero durante el día tienes mucho sueño, también es una señal de alerta.

“La somnolencia diurna excesiva fue asociada con un aumento en la acumulación de amiloides en personas de edad avanzada sin demencia. Esto sugiere que las personas con somnolencia diurna excesiva pueden ser más vulnerables a los cambios patológicos asociados a la enfermedad de Alzheimer”

JAMA Neurology.

Otras señales que advierten la presencia de Alzheimer: 

  • Los trastornos del sueño. Según un estudio de la de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington cuando las primeras señales de acumulación de placa aparecen en el cerebro ocurren trastornos significativos en el ciclo del sueño.
  • Desorientación de tiempo o lugar. Es posible que a veces la persona se olvide de dónde está o de cómo llegó hasta allí. O el olvido de fechas o estaciones.
  • Cambios en la memoria que complican la vida cotidiana. Cuando se olvidan cosas recién aprendidas, fechas o eventos importantes o se pide la misma información de forma constante.
  • Dificultad para desempeñar tareas habituales. Tales como recordar las reglas del juego o cómo llegar a un sitio de sobra conocido. La dificultad para realizar tareas cotidianas también puede ser una señal que ponga en sobre aviso.
  • Problemas para recordar la localización y ubicación de objetos. Los enfermos de Alzheimer empiezan a colocar las cosas donde no corresponde o a perderlas.
  • Cambios de humor y personalidad. Cabrearse fácilmente puede ser otra de las señales de la presencia de Alzheimer. Pueden cambiar de humor con una facilidad pasmosa.
  • Problemas con las palabras. Ya sea de forma oral o escrita pueden confundir las palabras, llamar a objetos con otro nombre. También les puede costar seguir una conversación o que repitan mucho lo que dicen.
  • Menor aseo personal. Otro indicativo es cuando la persona desdeña su aseo. Si a una persona se le olvida algo tan esencial, puede estar desarrollando la enfermedad.
  • Complicaciones para entender imágenes y la relación de objetos con su ambiente y entorno.  Algunos problemas de vista pueden ser indicativo de Alzheimer, por ejemplo, dificultad para leer, relacionar colores o complicaciones para determinar las distancias.
  • Problemas para seguir planificaciones. Otra señal es cuando a una persona le cuesta desarrollar o seguir un plan. También cuando se complica el trabar con números, les es mucho más fácil perder la concentración y tardan mayor tiempo en realizar ciertas tareas.
  • Pérdida de integración social e iniciativa. Una persona que empieza a desarrollar Alzheimer pierde la iniciativa para desarrollar actividades sociales o proyectos en el trabajo. A causa de los cambios que experimenta y nota, puede que evite participar en actividades sociales.
Fotografía: Emmanuel Smague
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo