¡Nosotros tenemos tu Rosca de Reyes!, pero, ¿sabes de dónde surge esta tradición?

94
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
2

Existen de chocolate, nata, vainilla, rellenas de crema batida, pastelera, más chocolate y muchas variedades más, ¿sabes de lo que estamos hablando?

A solo un par de días de celebrar en México el Día de Reyes, las panaderías ya se han inundado con este manjar, la Rosca de Reyes, que está llena de historia y tradición, por ello es que nos dimos a la tarea de buscar su historia.

El origen es muy antiguo, se dice que todo empezó en el siglo IV, cuando el cristianismo comenzó a afianzar su lugar al interior del Imperio Romano, en ese entonces se acostumbraba ocultar un haba común y corriente al interior de un pan por simple diversión durante la Saturnalia (Navidad) y justo el 6 de enero comenzaba la búsqueda del haba al interior del pan, mismo día en el que los cristianos del Imperio Romano de Occidente celebraban La Epifanía, o sea, el encuentro de los Reyes Magos con el niño Jesús.

Algún tiempo después en la Europa Medieval (Francia), se le agregó que la persona que encontrara el haba le sería otorgada la suerte de “trato especial”, como si fuera el rey de la mesa, más tarde el haba fue sustituida por un muñeco de porcelana que actualmente está hecho de plástico.

¿Por qué es ovalada?

Aveces, aunque menos frecuente es circular, esto evoca la corona de los magos del Oriente y el amor de Dios y hacia Dios, que es infinito y no conoce principio ni fin.

Este delicioso (¿postre?) pan llegó a México por los españoles durante la colonia, y al igual que en la Saturnalia, se parte al anochecer del 6 de enero y el que encuentre al “Niño Dios” (muñeco) ¡deberá pagar los tamales!; se dice que esta tradición se deriva de una fusión entre las tradiciones del México prehispánico y las del Viejo Mundo, ajustado al Calendario Gregoriano, hacia principios del mes de febrero los antiguos mexicanos celebraban a Tláloc, deidad portadora de la lluvia, fecha en que además daba inicio la temporada agrícola, dado que el maíz era inmensamente sagrado para la cultura mexica, todo alimento preparado a base de el representaba la más alta de las ofrendas y, entre ellas, no podían faltar los (deliciosos) tamales.

A la llegada de los españoles, se hizo coincidir esta celebración con la de la presentación de Jesús en el templo de Jerusalén y más adelante, durante el Virreinato, se popularizó la costumbre de que al partir la rosca, a quien le tocara uno de los muñecos automáticamente se convertía en padrino del niño Jesús, y se vería obligado a organizar la tamaliza.

 

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
2