¿Qué es el ayuno intermitente y por qué se ha vuelto tan popular?

131
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
11

Muchas personas buscan nuevas maneras de bajar de peso de manera efectiva, con dietas, ejercicio, fajas, etc… pero de lo que todo el mundo está hablando el día de hoy es del ayuno intermitente.

Lo primero que debemos entender es que no es una dieta, más bien se considera un programa de comidas que no te dice lo que tienes que comer, pero sí tienes que centrarte en cuándo comes.

Aunque existen muchos métodos de ayuno intermitente, existen 3 muy populares:

  1. El método 16/8: también conocido como “Leangains”. Con él puedes comer durante 8 horas y tienes que ayunar durante 16. O sea, es el periodo de ayuno normal incluye el sueño, más unas horas.
  2. Dieta 5:2: durante dos días a la semana reducirás la ingesta de calorías a un máximo de 500-600 calorías al día.  Los cinco días restantes puedes comer como lo haces habitualmente.
  3. Ayuno de 24 horas: este ayuno intermitente alterna días de ayuno con días de comer. Comes lo que quieras durante 24 horas y luego te tomas un descanso total de comida el día siguiente, durante el día de ayuno solo tienes permitido tomar bebidas sin calorías como el café solo, el té sin azúcar, etc.

La revista Annual Review of Nutrition 2017 encontró que 11 de los 16 ensayos clínicos que pusieron a prueba el método si habían reportado cierta pérdida de peso.

“La razón es simple matemática, ya que se restringen las calorías“, explica la doctora Linia Patel, dietista registrada y portavoz de la Asociación Británica de Dietistas.

El mismo estudio asegura que este método de alimentación es el elixir de la juventud, alarga la esperanza de vida y es potenciador atlético, además de prevenir enfermedades cardiovasculares.

En pocas palabras, está “dieta” sí funciona para bajar de peso, pero también tiene un lado negativo, ya que algunos patrones de ayuno no son recomendables, el ayuno en días alternos conduce a un hambre intenso.

Efectos secundarios del ayuno intermitente: 

Ana Bonassa sostiene en su investigación llevada a cabo por la Universidad de Sao Paulo que a pesar de la pérdida de peso, las dietas basadas en ayunos intermitentes podrían dañar el páncreas y afectar la funcionalidad de la insulina en individuos sanos, lo que podría derivar en diabetes (tipo 2) y problemas de salud graves.

En resumen, este tipo de método no es para todo mundo, una dieta variada y regular junto a un buen entrenamiento son las claves para llegar a un buen objetivo. En caso de querer hacer este tipo de régimen es necesario que acudas primero con un experto que te asesore y no pongas en riesgo tu salud.

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
11