¿Qué es una embolia cerebral y cuáles son sus causas?

277
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
3

Una embolia –también llamada ictus– es una enfermedad vascular que afecta a las arterias del cerebro y/o a todas aquellas que lleguen a este músculo, en otras palabras es un tipo de infarto cerebral. Esta ocurre regularmente cuando un coágulo que viene de otra parte del cuerpo obstruye un vaso sanguíneo durante un tiempo o de forma permanente hasta que no sea eliminado mediante cirugía.

¿Cuáles son los síntomas? 

Muchas son las formas en que nuestro cuerpo intenta comunicar que tenemos este tipo de accidente, sin embargo, los síntomas a corto plazo son los más fáciles de reconocer:

  • Fuerte dolor de cabeza que aparece de forma repentina.
  • Aparición súbita de una sensación de fatiga y cansancio que resultan difíciles de explicar.
  • Parálisis y/o entumecimiento de una o varias partes del cuerpos, usualmente alineadas a un solo lado, o a izquierda o a derecha. Por ejemplo, parálisis en una mitad de la cara.
  • Pérdida de visión en cuestión de segundos, o bien visión doble.
  • Aparición de una intensa sensación de hormigueo en ciertas zonas del cuerpo.
  • Repentina confusión y desorientación: cuesta ser conscientes del momento y el lugar en el que la persona se encuentra.

¿Qué causa una embolia? 

Los factores son variados, pero, la mayor parte de los factores que aumentan el riesgo pueden ser cambiados, tratados o modificados.

  • Edad avanzada: Pasados los 55 años, cada década vivida dobla el riesgo de padecer una embolia. Ojo, esto no quiere decir que las personas jóvenes no sufran el problema.
  • Sexo: Se producen, más o menos la misma cantidad de ictus en hombres y mujeres. No obstante, más de la mitad de las muertes son en mujeres.
  • Herencia familiar y raza: El riesgo de sufrir un ictus es mayor si alguna persona de la familia lo ha padecido.
  • Haber sufrido una embolia recientemente: Una vez sufrido un accidente cerebrovascular las posibilidades de padecer otro aumentan.
  • Tener la presión sanguínea elevada.
  • Fumar.
  • Padecer diabetes mellitus.
  • Sufrir enfermedad de la arteria carótida.
  • Presentar enfermedades cardiacas.
  • Sufrir ataques isquémicos transitorios: Se los conoce como mini ictus que producen síntomas similares, pero no daños que perduran.
  • Contador de glóbulos rojos alto.
  • La estación del año y el clima: Las muertes por embolias ocurren con más frecuencia con temperaturas extremadamente frías o calurosas.
  • Consumir alcohol en exceso: El exceso de alcohol puede aumentar la presión sanguínea, aumentar la obesidad, los triglicéricos, el cáncer y otras enfermedades, causar fallos cardíacos y, en consecuencia, provocar un ictus.
  • Ciertos tipos de consumo de drogas: Tomar drogas por vía intravenosa aumenta el riesgo de ictus debido a un émbolo cerebral. El uso de cocaína también se ha relacionado fuertemente a ictus, ataques de corazón y varias complicaciones cardiovasculares. Estos problemas se han dado, incluso, cuando se ha consumido por primera vez cocaína.

¿Cuántos tipos de embolia cerebral existen?

1. Émbolo aéreo:
El émbolo es una burbuja de aire que actúa impidiendo el paso de la sangre.

2. Émbolo tisular:
El cuerpo obstructor es parte de un tumor o grupos de células cancerosas.

3. Émbolo graso:
El émbolo está hecho de material graso que se ha ido acumulando formando una placa en el vaso sanguíneo, y que ha ido viajando por la circulación después de desprenderse de su posición original.

4. Émbolo cardíaco:
En este tipo, el émbolo es un coágulo de sangre que ha adquirido una consistencia espesa y pastosa.

Cuando el ictus afecta a la región izquierda del cerebro, la parte afectada será la derecha del cuerpo (y la izquierda de la cara) y se podrán dar alguno o todos los síntomas siguientes:

  • Parálisis del lado derecho del cuerpo.
  • Problemas del habla o del lenguaje.
  • Estilo de comportamiento cauto, enlentecido.
  • Pérdida de memoria.

Si por el contrario, la parte afectada es la región derecha del cerebro, será la parte izquierda del cuerpo la que tendrá problemas:

  • Parálisis del lado izquierdo del cuerpo.
  • Problemas en la visión.
  • Comportamiento inquisitivo, acelerado.
  • Pérdida de memoria.

¿Cómo saber que alguien va a sufrir una embolia? 

Existen varios métodos, entre el que se encuentra la escala Cincinnati, que consiste en tres comprobaciones:

  • Asimetría facial: Se hace sonreír al paciente para comprobar si ambos lados de la cara se mueven de forma simétrica. En caso anormal, un lado mostraría deficiencias para moverse.
  • Fuerza en los brazos: Se indica al paciente que estire los brazos durante 10 segundos. En caso anormal, uno de los brazos no se mueve o cae respecto al otro.
  • Lenguaje: Se indica al paciente que hable. En caso anormal, arrastra las palabras, tiene problemas para hablar o no habla.

Si alguna de estas tres comprobaciones obtiene el resultado anormal, cabe la posibilidad de que el paciente vaya a sufrir un ictus.

¿Cómo se previene? 

Son 5 puntos muy fáciles:

  1. Alimentate balanceado.
  2. Realiza ejercicio de forma constante.
  3. No fumes.
  4. Limíta el consumo de alcohol.
  5. Y por último, pero no menos importante, lleva un control de la tensión arterial de forma regular. 

 

 

Información: cuidateplus.marca.com
psicologiaymente.com/

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
3