5 razones por las que deberías tener un desayuno saludable

35
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

El desayuno, generalmente, se considera la comida más importante del día. Sin embargo, suele ser difícil preparar un desayuno saludable en una mañana apresurada. En este artículo te hablaré sobre algunas razones por las que vale la pena levantarse un poco más temprano, como también sobre algunos consejos útiles para comenzar el día con la nutrición adecuada.

1. Eleva tus niveles de energía

Mientras dormimos, nuestro cuerpo todavía usa combustible para mantener sus funciones, por lo que nuestros niveles de azúcar en la sangre y las reservas de glucosa, están muy bajas por la mañana.

Incluir un vaso de leche como parte de un desayuno saludable es una excelente manera de restablecer los niveles de glucosa en sangre y obtener la energía que necesitas para tu recuperación durante la mañana.

¡Tomar el desayuno nos ayuda a aumentar los niveles de energía!

2. Mejora tu rendimiento

Reabastecer nuestro cuerpo con el desayuno puede ayudar a mejorar nuestro desempeño en el trabajo y la escuela.

Los estudios han demostrado que los niños que desayunan muestran un mejor rendimiento cognitivo durante la mañana, y también tienden a tener un mejor rendimiento en la escuela.

Pero también se ha descubierto que los adultos se desempeñan mejor mentalmente cuando desayunan, lo que no es sorprendente ya que nuestros cerebros necesitan combustible para funcionar de la mejor manera.

3. Te ayuda a mantener un peso corporal saludable

Tomar el desayuno se ha asociado con un menor peso corporal y un menor riesgo de sobrepeso y obesidad.

Se ha sugerido que desayunar puede mejorar las respuestas de saciedad y evitar las meriendas no saludables.

También se ha descubierto que los que desayunan son más activos, lo que significa que queman más calorías.

Pero también podría ser que aquellos que desayunan, simplemente, consuman una dieta más saludable.

De cualquier manera que lo veas, comenzar el día con un desayuno saludable parece ser una gran idea para controlar el peso corporal.

4. Mejora tu ingesta de vitaminas y minerales

Los estudios han demostrado que aquellos que consumen el desayuno con regularidad tienden a tener una mayor ingesta de vitaminas y minerales, en comparación con aquellos que se saltan el desayuno.

Esto es particularmente cierto para aquellos que consumen cereales de desayuno con leche: los cereales saludables naturalmente proporcionan una variedad de nutrientes y, a menudo, son fortificados.

Además, la leche y el yogur también están naturalmente empacados con vitaminas y minerales esenciales.

5. Ayuda a mantener el hambre controlado

Tener hambre puede hacernos sentir irritables y nos dificulta concentrarnos en las tareas que tenemos enfrente.

Un desayuno saludable puede ayudarte a pasar la mañana sin esas puntadas en el estómago que nos hacen recurrir a soluciones rápidas convenientes, pero poco saludables.

Se ha descubierto que la proteína es particularmente saciante, por lo que asegurarte de que tu desayuno contenga una buena porción de proteína, puede ayudarte a sentirte satisfecho por más tiempo.

Consejos saludables para el desayuno

A continuación, te dejo algunos consejos sobre cómo hacer que tu elección de desayuno sea saludable.

Ten una variedad de alimentos básicos

Elige alimentos de los cuatro grupos de alimentos que se recomiendan como parte de una dieta balanceada: cereales integrales o pan, frutas y verduras, huevos y productos lácteos.

Ten presente que estas son todas las opciones nutritivas que proporcionan una gama de nutrientes esenciales necesarios para que un cuerpo funcione bien.

Elige lo integral

El pan integral o los cereales, pueden ser una gran fuente de fibra, que puede ayudar a mantener la sensación de saciedad durante más tiempo, reducir la velocidad de la liberación de energía y apoyar un intestino saludable.

Los cereales también proporcionan vitaminas B, vitamina E y minerales como magnesio, hierro, zinc y selenio.

Elige alimentos con bajo IG

El IG – abreviatura de índice glucémico – es una medida de qué tan rápido suben y bajan los niveles de azúcar en la sangre después de consumir los alimentos.

Un IG bajo significa que los alimentos se digieren y se absorben más lentamente, proporcionando una fuente de energía más estable que puede ayudarte a seguir de pie por más tiempo.

También se ha descubierto que un desayuno con un IG bajo apoya mejor el rendimiento mental durante toda la mañana, en comparación con un desayuno con alto IG.

Para un desayuno con IG bajo, incluye cereales integrales o pan, y una fuente de proteínas como leche, yogur o huevos.

Trata de limitar los granos refinados, como el pan blanco, los cereales azucarados para el desayuno y otros alimentos con alto contenido de azúcar, pues no son tan ricos en nutrientes y bajos en fibra dietética.

Es una buena idea revisar la etiqueta y comparar los niveles de azúcar en diferentes productos.

Incluye proteína

El desayuno, a veces, puede ser bastante bajo en proteínas. Así que incluir una fuente de proteínas como huevos o productos lácteos, es una gran idea ya que se ha sugerido la proteína para ayudar a mantenernos más llenos por más tiempo.

La proteína también puede disminuir el IG de una comida, lo que significa que puede ayudar a ralentizar la liberación de energía del desayuno.

Entonces, ¿qué esperas para darle al desayuno la importancia que se merece?

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo