Ejercicio = buena memoria

26
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

No lo creía hasta que empecé a hacer del ejercicio un estilo de vida y es real, las que personas que incluyen prácticas como tai chi, yoga o meditación pueden recordar con mayor facilidad cosas tan simples como la fecha de corte de la tarjeta o dónde pusiste las llaves.

La Universidad de California en Irvine, USA, junto a la Universidad de Tsukuba en Japón, descubrieron que estas actividades pueden aumentar la conectividad de recuerdo.
¿Cómo llegaron a esto? En un estudio de 36 adultos jóvenes sanos, los científicos descubrieron que un solo periodo de 10 minutos de esfuerzo leve puede producir a considerables beneficios cognitivos. Utilizando imágenes de resonancia magnética funcional de alta resolución, el equipo examinó los cerebros de los sujetos poco después de las sesiones de ejercicio y observó una mejor conectividad entre la circunvolución dentada del hipocampo y las áreas corticales vinculadas al procesamiento detallado de la memoria.

Aunque te recomendamos hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio físico diario, existen otras formas de estimular la mente:

  1. Olor y acción: puedes activar tu memoria relacionando un olor con una tarea específica.
  2. Repasos diarios: cuando estés preparado/a para dormir, repasa todo lo que hiciste en el día desde el momento en que te levantaste. Intenta recordar con el máximo detalle posible, visualizando en tu mente cada paso desde el inicio hasta el fin. Con la práctica, será mejor la forma en que recuerdes detalles y eventos durante el día.
  3. Mapas mentales: al regresar a casa, luego que haber visitado un nuevo lugar, intenta dibujar un mapa del área que recorriste. Repítelo cada vez que visites un nuevo sitio.
  4. Ejercicios de memorización visual y espacial: para ejercitar esta función cognitiva, intenta caminar a una habitación y elegir 5 objetos y sus ubicaciones. Al salir de la habitación, intenta recordar los objetos y sus ubicaciones.
  5. Utiliza tu mano no dominante: utilizar el lado opuesto de tu cerebro, como en este ejercicio, puede resultar en una expansión rápida y sustancial de partes de la corteza cerebral encargada de procesar información del tacto de la mano, lo que te permite incrementar tu salud mental.

Inténtalo y nos cuentas cómo te fue.

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo