¿En verdad son mejores las leches vegetales?

27
A bottle of almond milk on a wooden table, with whole (unshelled), shelled and soaked almonds and dates in the background
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Existe gran variedad de “leches”, para todo los gustos y necesidades, desde almendras, soya, arroz y/o avena. Las leches vegetales están pasando por un boom, pero, ¿son mejores que la leche de vaca?

La leche de vaca es uno de los alimentos básicos de la alimentación humana a nivel mundial, pero a pesar de ello ha crecido el número de personas que evitan su consumo por distintas razones y con esas razones llegaron opciones mucho más saludables y amigables con el medio ambiente.

A la leche de vaca se la culpó de provocar problemas digestivos, de agravar las afecciones coronarias, empeorar la sinusitis y hasta de aumentar el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer.

Lo que si debemos dejar en claro, es que nunca una bebida láctea vegetal va a igualar o superar a la de vaca. Son de procedencia distinta y tienen diferentes aportes nutricionales e indicaciones.

Dentro de las llamadas leches vegetales existen muchas opciones; las hay para todos los gustos y presupuestos.Son una opción para tener en cuenta, pero no de forma permanente, a menos que exista una indicación médica y controles con el especialista.

¿Cuáles son los beneficios de las bebidas lácteas? 

  • No contienen lactosa ni colesterol.

  • Bajas en grasas

  • Elevado porcentaje de grasas mono y poliinsaturadas, beneficiosas para el corazón

  • Alto contenido en vitaminas B..

  • Relación equilibrada entre el Sodio y el Potasio.

  • Son perfectas para personas con digestiones lentas, problemas de estreñimiento, colon irritable.

¿Cuáles son estás leches y que beneficios tienen? 

Almendras

 Tiene una consistencia similar a la leche de vaca.

Posee un alto porcentaje de fibra, es libre de lactosa y no contiene gluten ni colesterol.

No debe suministrarse a los bebés, a las personas alérgicas a los frutos secos o nueces, y quienes tienen problemas de tiroides deben consultar con el especialista antes de incluirla en su dieta.

Arroz

La bebida comercial suele estar fortificada con vitaminas y minerales.

Comparada con la leche de vaca contiene más carbohidratos, pero no posee cantidades significativas de calcio ni de proteína. Es la más hipoalergénica y es apta para los celíacos.

Las personas diabéticas deben evitarla, por su alto contenido de almidón.

Avena

Es la más fácil de preparar en casa y se adapta muy bien a las diferentes recetas.

Por su alto contenido de fibra soluble e insoluble fortalece el sistema digestivo.

No se recomienda para personas que sufren de intolerancia al gluten. Si bien la avena no lo contiene, por lo general se manipula en fábricas que procesan cereales que sí lo incluyen. Revise que la etiqueta indique: “Producto libre de gluten”.

Nueces

No es fácil encontrar en los supermercados y, generalmente, viene acompañada de otros frutos secos, como avellanas o almendras.

Tiene un buen aporte de fósforo y ácido fólico.

Por ser un fruto seco se debe estar atento a una reacción alérgica. No se recomienda ofrecérsela a los niños sin la previa consulta y autorización del pediatra.

Coco

 Es una bebida que se ha vuelto muy popular entre los deportistas.

Es una buena fuente de energía, por su alto contenido en hidratos de carbono.

Contiene una importante cantidad de grasa saturada, por lo que se debe tomar con prudencia.

Sésamo

También llamada leche de ajonjolí.

Es rica en fósforo y se recomienda para personas mayores, porque mejora la memoria.

Contiene el mismo alérgeno que se encuentra en el maní, por lo que las personas que presentan alergias deben restringir su consumo.

Soya

De las llamadas leches vegetales es la más conocida.

Se recomienda para controlar algunos de los síntomas más molestos de la menopausia, como los ‘calores’, por su elevado contenido de isoflavonas y fitoestrógenos.

Por esta misma razón los niños y las personas con antecedentes de cáncer y problemas hormonales la deben consumir con precaución.

Algunas leches vegetales pueden, sí, ser una alternativa  en casos de alergias alimentarias,  intolerancias o dieta veganas. A pesar de ser una opción menos económica, aportan la mayoría de los nutrientes pero no en todos los casos, como por ejemplo la leche de soya.

 

Información: fucsia.co

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo