La verdad siempre te hará libre

0
25
Woman with long nose isolated on grey wall background. Liar concept. Human face expressions, emotions, feelings
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

No lo dije yo, lo dijo una persona muy importante e influyente de Nazareth ¿sabes quién fue?

Ser sinceros siempre es mucho mejor, no importa que tan pequeña o blanca sea la mentira, al final, la oportunidad de ser honesto siempre están a la orden del día.

“La verdad nunca lastima a una causa que es justa” Ghandi

Por eso, hoy te diremos algunas buenas razones para no mentir, ¿te late?

1.- Mentir causa ansiedad y estrés: ¿te ha pasado que comienzas con una mentira pequeña y después no puedes pararla? eso te causará mucho agotamiento mental.

2.- Tendrás malestares físicos: o sea, aparte de estar estresado podrás llegar a presentar dolores físicos, como dolor de cabeza.

3.- Podrás confiar en otros: el dicho “eres lo que comes” aplica igual aquí, si tú eres honesta te juntarás con personas igual, ¿no crees?

4.- ¡Es mucho más fácil recordar la verdad!: porque todo en realidad pasó, no tienes que meter o quitar cosas.

5.- No tendrás miedo de que te cachen: cuando mentimos siempre nos da cosita que nos cachen y es obvio, sabes que dijiste o hiciste algo incorrecto.

6.- Decir la verdad te ayudará a crecer como persona: cuando te apegas a la verdad encontrarás un crecimiento personal como individuo.

7.- No tendrás que preocuparte por lastimar a la gente: cuando alguien pierde la confianza en ti, es muy difícil recuperarla.

8.- ¡Serás valiente!: decir mentiras es más fácil que la verdad, pero hacerlo es un acto de valentía.

9.- Jamás tendrás que disculparte por algo: ya sea que te atrapen en la mentira o la culpa te consuma, si mientes, le deberás una disculpa a alguien.

10.- ¡Te mantendrás joven!: el estrés hará que envejezcas y no queremos arrugas en tu bello rostro.

Entendemos que las mentiras son mucho más fáciles (como ya se mencionó antes) y se vuelve una adicción o costumbre, pero dejar de mentir es esencial para recuperar tu bienestar personal, por ello te dejamos estos consejos para dejar de hacerlo:

Ten en cuenta la razón por la que mientes. Las personas por lo general desarrollan el hábito de mentir desde una edad muy temprana. Tal vez, cuando niño, te diste cuenta de que podías salirte con la tuya más seguida y fácilmente si mentías, luego lo seguiste haciendo en tus años de adolescente e incluso hasta hoy, utilizando la mentira como una vía para sortear las situaciones difíciles que nos plantea la vida. Conocer la causa principal y el porqué de tu hábito de mentir es el primer paso para cambiar.

Determina por qué quieres dejar de mentir. ¿Por qué dejar de mentir cuando hace que tu vida sea mucho más fácil? Si no tienes motivos claros para dejar de hacerlo, es mucho más difícil volverse una persona más honesta. Piensa bien qué efecto tiene mentir en tu sentido de ser, en tus relaciones, y por supuesto, en tu vida.

Comprométete a parar. Trata a la mentira como a cualquier otra adicción, comprométete seriamente a dejar de mentir. Esto requerirá atención y trabajo arduos, por ello, establece una fecha a partir de la cual prometes ser honesto y crea un plan que te ayude a lograr tu objetivo. Leer este artículo es definitivamente el primer paso.

Busca ayuda externa. Puede que te sientas solo en tu lucha por dejar de mentir, sin embargo, hay otras personas que también han pasado por esto y pueden ofrecerte su apoyo. Es difícil terminar con cualquier clase de adicción por ti mismo. Busca personas quienes puedan darte buenos consejos y ayudarte a cumplir tu meta.

Identifica los desencadenantes de tus mentiras. Para verdaderamente poder dejar de mentir, es importante identificar las situaciones, emociones, personas o lugares que tienden a causar que lo hagas. Una vez que identificas los desencadenantes de tus mentiras, puedes evitarlos o encontrar una forma de confrontarlos con honestidad.

Si no puedes decir la verdad, no digas nada en absoluto. Cuando te enfrentes a una de las situaciones que te llevan a mentir y te sientas tentado a hacerlo, lo mejor es no decir nada en absoluto. Si simplemente no puedes ser honesto en ese momento, es mejor quedarse callado o cambiar de tema.

Intenta decir siempre la verdad. Si has estado mintiendo más que de costumbre, decir la verdad tomará bastante práctica. La clave está en pensar antes de hablar, y decidir decir la verdad en vez de mentir. Una vez más, si te preguntan algo que no puedas responder con sinceridad, no lo hagas. Cuanto más digas la verdad, más fácil se volverá hacerlo.

Aprende a enfrentar las consecuencias. Tarde o temprano, decir la verdad te pondrá en la clase de situación que siempre has evitado mintiendo. Tendrás que asumir la responsabilidad cuando no has seguido las reglas, revelar que estás desempleado, confesar que no te dieron el papel para el que te habías presentado, o decirle a alguien que en realidad no estás interesado en una relación. Enfrentar estas situaciones incómodas y sus consecuencias sigue siendo mejor que mentir, ya que ellas fortalecen tu carácter y crean confianza con la otra persona.

 

Recuerda que no estas solo y siempre habrá alguien dispuesto a ayudarte si tú quieres 🤗

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo