¡Más té… mucho mejor salud!

19
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
1

El té es una de las bebidas más populares y antiguas del mundo y cada día hay más pruebas de que tomar algunas tazas de este liquido al día puede evitar y controlar enfermedades.

Ya sea negro, verde, blanco, Oolong o el que más te guste tiene múltiples beneficios para tu organismo, porque contiene antioxidantes, refuerza las defensas, reduce el estrés, combate la pérdida de dientes y baja los niveles de hipertensión.

Los tés o infusiones son perfectos para quienes buscan los beneficios medicinales de las hierbas sin tomar cápsulas.

Antioxidantes

El té contiene antioxidantes que pueden ayudar a retrasar el proceso de envejecimiento, regenerar y reparar las células. Muchos estudios sugieren que los antioxidantes también ayudan a nuestro cuerpo a prevenir el cáncer.

También ayudan a prevenir la diabetes. Hay algunas pruebas que sugieren que el té verde podría ayudar a reducir el riesgo de contraer diabetes tipo 2.

Sistema inmunológico

Ayuda a fortalecer el sistema inmune ya que su contenido en flavonoides y vitamina H asisten al buen funcionamiento de las defensas del cuerpo y previenen el daño celular. El té negro puede reducir los efectos del estrés.

Un estudio egipcio sobre los efectos del té verde sobre los antibióticos, dice que el té sirve para aumentar los efectos de las drogas para matar las bacterias.

Un estudio que comparó los niveles de actividad inmune de los bebedores de café versus los bebedores de té encontró estos últimos tienen niveles inmunológicos hasta cinco veces superiores.

Tés como el de manzanilla incluso son buenos para acelerar la curación de heridas y bajar la inflamación con compresas.

Reduce accidentes cardiovasculares

Beber té previene la formación de peligrosos coágulos de sangre que a menudo son la causa de los accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos. También ayuda a disminuir la presión arterial.

Si lo bebes todos los días ayuda a reducir el riesgo de hipertensión arterial. Tomar entre dos a tres tazas de té al día reduce en un setenta por ciento el riesgo de un ataque al corazón.

Combate las caries

Aunque no lo creas beber té incluso reduce la placa bacteriana, esto debido a que los compuestos en el té son capaces de reducir el ácido de las bacterias que causan caries en la boca.

Los taninos presentes en el té aportan flúor natural y protegen al esmalte dental de los efectos que produce la placa bacteriana en los dientes. El aporte de antioxidantes previene la halitosis sobre todo si optas por un té de hierbas sin azúcar.

Te mantiene hidratado

Beber té te mantiene siempre hidratado. Cada taza de té que bebes, sobre todo las  variedades que tienen poca o ninguna cafeína. Además, ayuda en la digestión del cuerpo, debido a que el té ha sido utilizado durante miles de años como un digestivo después de las comidas.

Otro de sus beneficios ayuda a aliviar los calambres en el estómago.

Sin calorías

Si quieres cuidar tu dieta y no subir de peso, lo ideal es tomar una taza de té sin azúcar ni leche. Ayuda en la reducir la grasa temporal.

Los antioxidantes presentes especialmente en el té verde son bloqueadores naturales de grasa, especialmente de la grasa abdominal, y evitan su absorción.

Beneficio cognitivo

El té verde en particular tiene un tipo de antioxidantes que estimula el buen funcionamiento de la memoria y protege al cerebro del desarrollo de enfermedades cognitivas como el Alzheimer.

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
1