Asegúrate de ser “la madre más mala del mundo”

0
56
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
3

Si has escuchado a tu hijo decir que eres “mala” quizá no lo estés haciendo mal, sobre todo si estás haciendo esto.

Ser mamá no es tarea fácil, sobre todo porque estás expuesta a las opiniones de todo el mundo sobre cómo tratar o no a tus hijos.

El día a día puede ser muy agotador y en su beneficio, puedes recibir comentarios, incluso de tus propios hijos, que te hagan sentir muy mal, pero no te lo tomes tan a pecho.

Si eres la “mamá más mala del mundo”, en realidad estás siendo la mejor. ¡Mira por qué te lo decimos!

Haz que tus hijos se acuesten a dormir a una hora razonable

Una buena noche de sueño trae más beneficios que el dejar que tus hijos se desvelen por jugar o ver TV.

No les sirvas golosinas a tus hijos todos los días

Puedes intercambiar el postre por algo más saludable como frutas o postres hechos en casa como arroz con leche o gelatina. Cambia los dulces para ocasiones especiales los hace más especiales.

Hazles pagar por sus propias cosas

Si no necesitan algo, pero lo quieren, pueden trabajar por ellos, enséñales a esforzarse por lo que quieren. Porque si se los das de una, pueden olvidarlo y haberte salido muy caro.

No les facilites la vida

Porque la vida no es fácil, no habrá mamá en el mundo real. Ayúdales, pero no les hagas todo, necesitan tropezarse y levantarse por sí mismos.

Déjalos saborear las pérdidas

Si tu niño rompe un juguete, no lo reemplaces. Él aprenderá una valiosa lección sobre el cuidado de sus cosas. Aprender las consecuencias de sus acciones es también una valiosa lección de vida.

Toma control de la tecnología que usan

No dejes que tus hijos vean un programa de televisión o jueguen videojuegos que no son apropiados para su edad sólo porque todos sus amigos lo han hacen.

Enséñales a que se disculpen

Es necesario para la vida y para su crecimiento personal, humildad, sensatez, honradez y respeto.

Y nunca olvides elogiar, apapachar, celebrar con ellos y compartir sus logros con ellos, ser la “mamá más mala del mundo” tiene sus beneficios como el compartir sus mejores momentos.

Fuente: familias.com

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
3