¡Estimulemos el ahorro entre los niños!

0
9
Mädchen schaut auf Geldtürme - auf dem Tisch liegend
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

El ahorro no debería ser algo complicado o disparatado para los niños y cualquier día es un buena oportunidad para enseñar a tus hijos, sobrinos o a quien quieras que el ahorro es una herramienta indispensable para crecer y evitar complicaciones económicas a futuro.

¿Cómo lo hago?

Mastercard recomienda estos 5 puntos para fomentar el hábito del ahorro:

1. Habla de forma concreta

Explícales que ahorrar no es guardar el dinero que les sobra; que esta hábito requiere un esfuerzo para guardar una cantidad del dinero disponible.

2. Sé un ejemplo para ellos

La educación financiera también empieza en casa. Cuando se involucra a toda la familia en una meta común de ahorro, ya sea para las vacaciones o para la fiesta de cumpleaños, se comienza a generar el hábito del ahorro.

3. Hablemos del “domingo” 

Cuando los niños llegan a los cuatro o cinco años, pueden comenzar a recibir una pequeña cantidad de dinero: domingo o mesada.

Este es un buen momento para regalarles una alcancía; la cual funciona como un excelente recurso para aprender el principio del ahorro y en donde podrán juntar el dinero que reciba, como los “domingos”.

4. Fija metas de ahorro 

Cuando los niños quieren algún juguete de sus personajes favoritos, ir al cine o comprar dulces es un buen momento para enseñarles a fijar metas.

Con esto, los pequeños entenderán que los recursos son limitados y que debe administrarlos para adquirir aquello que prefieran.

5. Ayúdalos en encontrar soluciones

Cuando tienen entre 11 y 12 años, es momento de enseñarles que existen opciones que les permitirán obtener mayores frutos y mantener protegido su dinero:

  • Apps: Actualmente existen aplicaciones móviles que además de ofrecer tips o recomendaciones para cuidar las finanzas, también les permitirá tener un control de sus gastos o metas de ahorro de una forma interactiva.
  • Tarjetas prepagadas: en este tipo de “plásticos”, los padres podrán abonar dinero directamente a sus hijos; favoreciendo al control de los gastos y brindando seguridad al dinero. Además, es una buena opción para que aprendan cómo funcionan los productos financieros y descubran que deben usarlos de forma responsable.
  • Cuentas de ahorro: algunos bancos ofrecen cuentas de ahorro enfocadas en los niños. Es importante que este producto no cuente con mínimo por apertura; que no tenga penalidades por retiro; y que los niños no puedan disponer más de lo que tienen en la cuenta.
  • Inversiones: cuando haya una cantidad considerable, este dinero podrá ser manejado por una institución financiera; a través de las diferentes modalidades de inversión que ofrecen. De esta forma, los pequeños podrán obtener un mayor rendimiento por su dinero y lograr más pronto sus metas.
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo