Consejos para bajarle al estrés en tu vida diaria

387
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
8

Vivir con estrés se está convirtiendo en una forma de vida muy común y no sólo para los adultos, también adolescentes e incluso niños viven estresados.

El estrés es una reacción de tu cuerpo provocada por la exigencia de un rendimiento mayor o superior a lo que deberíamos, lo que puede provocar trastornos físicos y mentales.

Tu cuerpo reacciona con ciertas alteraciones de tu organismo, esto es una respuesta ante estímulos repetidos como el frío o el miedo. De esta manera, libera cierto tipo de hormonas que hacen que tu cerebro esté más alerta para protegerse.

Eso provoca que tus músculos se tensen, aumenta tu pulso y estás más alerta, es una forma que encuentra el cuerpo de protegerse ante una posible amenaza.

No suele ser dañino si es eventual, pero si tu cuerpo está expuesto a este tipo de sustancias constantemente puede desencadenar otros problemas de salud.

¡Así que es hora de bajarle al estrés! Te damos algunos consejos que puedes hacer a diario.

Simplifica

Esto implica reducir si no es necesario, eso incluye desde cosas en tu casa, muebles, ropa, actividades, e incluso relaciones personales tóxicas.

Es importante limpiar de tu vida lo que no te sirve, delegar responsabilidades, dejar de acumular y centrarte en lo que verdaderamente te hace sentir bien.

Simplificar es hacer mucho con menos, eso implica descansar y crear espacio para respirar.

Pide ayuda

Es muy importante delegar responsabilidades, así si siempre te encargabas de algunas actividades en casa, es momento de empezar a organizarse para que los demás miembros de la familia las hagan como una tarea suya.

Trata de relajarte a la hora de pedir ayuda, quizá implique pagar un poco más por servicios, pero piensa en el costo beneficio. Sí, es probable que te cueste un poco más, pero tu salud lo agradecerá.

Lo mismo sucede si es simplemente pedir ayuda a tu familia o a un experto para dejar de sentir que lo debes controlar todo. Asume tus responsabilidades, pero también permite que los demás asuman las suyas.

Desconéctate

El mejor aliado que tiene el estrés es tu mente, muchas veces estás más cansado de pensar que de hacer lo que tenías que hacer, viendo escenarios que no han ocurrido o pensando en lo que ya fue.

Céntrate en lo que tienes que hacer ahora, en lo que eres ahora y deja al pasado que ya se fue y al futuro que nunca llega en su lugar.

Así que tómate algunos minutos para hacer alguna actividad relajante, pero es muy importante que sea relajante, ya sea meditar, salir a caminar, hacer ejercicio, tomar un helado, leer un libro, algo que vaya contigo.

Deja el celular a un lado y toda la tecnología, suele estresar mucho más de lo que relaja.

Bájale a la velocidad

No tienes que hacer todo hoy, ni en este momento, no tienes que demostrarle a nadie lo que eres capaz de hacer. Parte del éxito de una persona implica detenerse para disfrutar lo que se ha logrado.

Así que trabaja mucho sí, pero también descansa lo suficiente para poder darle a tu cuerpo y a tu mente un respiro de todo lo que estás haciendo, tómalo como una recompensa y no como una pérdida de tiempo.

Comienza a decir NO

Muchas veces vamos a algún sitio o nos sumamos más actividades porque no sabemos decir NO. Por ejemplo, si te invitan a una cena entre semana o si tienes algún evento de fin de semana y prefieres quedarte en casa a dormir o descansar más, hazlo.

Decir “no” es oportuno y necesario, no es una grosería y mucho menos una falta de respeto. Escucha tu cuerpo y tus necesidades antes que las de los demás, lo necesitas.

Adiós al multitask

Quizá seas capaz de hacer varias cosas a la vez, pero considera ponerle atención verdaderamente a una actividad, esto te ayudará a terminarla más fácil y seguir con otra, que hacer muchas a la vez y no terminar ninguna.

Despacio a propósito

La rapidez e inmediatez suelen ser muy comunes en nuestras actividades, pero hacerlo de esta manera no significa que seas mejor o peor que alguien más, pero sí puede generarte mucho más estrés.

Realizar tus actividades poco a poco, te puede ayudar a hacerlas “bien a la primera” y evitar errores que te hagan regresar y que te provoquen estrés.

Cuida tu autoestima

En ocasiones el querer abarcar demasiadas cosas a la vez es debido a que deseas cumplir con las expectativas con los demás, piensa en lo que realmente quieres tú sin compararte.

Trabaja en tu autoestima, acéptate, quiérete, cuídate, ámate y trabaja para tu bienestar, eso incluye cambiar a hábitos más saludables en cuanto a alimentación y ejercicio.

Cambia tu entorno

Es probable que tengas que hacer depuraciones de amistades e identificar qué personas cercanas pueden ser tóxicas para ti.

Acércate a personas alegres, empáticas y sanas. Si te sientes incómodo con alguien, quizá sea conveniente revalorar tu relación con esa persona.

“Algunos están dispuestos a cualquier cosa, menos a vivir aquí y ahora”.

-John Lennon-

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
8