Regalos que no cuestan ni un peso y que te harán sonreír

45
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
1

Muchas veces nos detenemos a obsequiar algo a un ser querido o incluso a un desconocido porque creemos que tenemos que invertir mucho dinero y no.

Detalles que vienen de ti, que son hechos y dados con amor valen mucho más. Además, son regalos que puedes dar todos los días sin importar la hora, ni el clima, ni el estado de ánimo.

Inténtalo y libérate de la esclavitud que a veces te da el dinero. Ofrece estos regalos con amor.

Escuchar

Realmente escuchar, se trata de no estar viendo el celular ni la televisión cuando te estén platicando. Escuchar sin juzgar, criticar o aconsejar con mala voluntad.

Hablar hasta que la otra persona se haya desahogado y no maltratar su vulnerabilidad. Ser comprensivo y compasivo a la hora de escuchar.

Pocas personas realmente lo hacen, generalmente tienden a aconsejar sin ver lo que hay realmente en la persona.

Cariño

En cualquier momento y a cualquier hora del día, un abrazo, una caricia, un beso espontáneo, de esos que nacen del corazón.

Una sonrisa

Es un regalo que le puedes dar incluso a personas desconocidas. Ellos también tienen una historia atrás, quizá hayan tenido un mal día y tu sonrisa les cambió el día. Qué bonito, ¿no te gustaría algo a ti?

Notitas

Quizá te cuesten los papelitos, pero créenos, el mensaje es mucho más valioso que lo que gastarías en papel. Además, son una linda sorpresa si los dejas en lugares escondidos o donde nadie los espere.

Un “te amo”, un “gracias”, un “que tengas un lindo día”, son mensajes que le pueden hacer el día a la persona que amas.

Halagos

Es muy común hablar sobre los defectos de la otra persona, pero pocas veces lo hacemos sobre lo que admiramos o consideramos que son sus virtudes.

Hablar bien de alguien enfrente de esa persona o incluso no estando presente es un regalo que le das a ese ser querido e incluso a ti mismo. Hablar bien de alguien más es un mensaje de amor.

Favores

Por flojera, por tiempo o por egoísmo quizá no hacemos ese favor que la otra persona necesita y que sabemos que podemos hacer.

Es una consideración para la otra persona. Claro, hay favores que se tienen que pedir porque no somos adivinos, pero aquellos que sabemos que la otra persona necesita y no lo pide, ¿qué tal sorprender?

Gratitud

Dar las gracias espontáneas un “Gracias por elegirme”, “gracias por ser un hijo tan bondadoso y amoroso”, “gracias por compartir tu tiempo conmigo”, “gracias por mostrarte tal como eres conmigo”.

Ese tipo de gracias que no son respuesta a un favor, son tan inesperadas y llenas de amor que son de los mejores regalos que le puedes dar a esa persona especial.

¿Qué tal? ¿Lo intentas?

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
1