Consejos (muy prácticos) para controlar tu dinero

49
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

¡Dinero, dinero, dinero, toma eso dinero!
La mayoría de los mexicanos llegamos a un punto en el que nos sentimos desorientados en cuanto a los conocimientos sobre nuestras finanzas personales, ¿o miento?

Aquí lo importante no es quebrarse la cabeza, si no trabajar sobre el problema y hacer algo al respecto para administrar de forma consiente y responsable tu dinero, así como establecer un presupuesto mensual.

La Revista Selecciones nos comparte cuatro alternativas para mejorar tus ingresos y gastos:

1. Prioriza en qué gastas

Hay familias que tienen un ingreso superior al del hogar promedio en México y, aun así, sus gastos exceden sus ingresos.

En estos casos el uso de las tarjetas de crédito hace que tengan una deuda creciente que como una bola de nieve, tarde o temprano los aplasta.

Independientemente de tu nivel de ingresos, lo que realmente  importa es hacer algo respecto a lo que gastes y evitar caer en gastos hormiga, emocionales o innecesarios que pueden crear un descontrol en tus finanzas.

Me refiero al café de la mañana, o al par de zapatos que definitivamente no necesitas o aquellas papitas y refresco de la media tarde.

2. Ubica en dónde está tu dinero actualmente

Echa un vistazo a tus tres últimos estados de cuenta bancarios y trata de clasificar tus gastos. Un formato de presupuesto mensual te podría ayudar mucho.

También, debes agrupar tus cuentas para saber qué parte de tu dinero es para cubrir tus compromisos mensuales, cuál para diversión, cuál para buenas causas, cuál para proyectos especiales, cuál para educación, cuál para respaldo, cuál para inversiones y cuál para impuestos, al final fíjate si el balance es positivo o negativo.

Al registrar tres meses, tendrás un promedio de tus gastos, y así sabrás actualmente en que estás gastando tu dinero, también puedes descargar una aplicación para tu celular y más fácilmente podrás comenzar con el ejercicio anterior, ya que te permitirá hacer una retrospectiva de tu situación actual y tener todos tus números a un clic.

3. Analiza qué gastos puedes reducir y establece prioridades

Empieza con los gastos fijos y piensa cómo puedes ser capaz de gastar menos en ellos, ya sea refinanciar una deuda, bajar el paquete del cable, teléfono e internet o utilizar un mismo proveedor para todos y obtener un mejor precio, cancelar seguros que no necesitas, membresías que no utilizas, etc.

Una vez verificado los gastos fijos sé más duro con los gastos superfluos, ya que si tienes dificultes para llegar a fin de mes, tienes que dejar de contemplar como una prioridad ese nuevo smartphone y dársela a  la hipoteca o al pago de tu automóvil, porque es lo último que debes perder.

4. Prémiate por tu buena administración financiera

Una vez que ya puedes cubrir tus compromisos mensuales y otros gastos bien planificados, tú ya sabes con cuánto dinero cuentas para gastar cuando quieras salir a comer o de compras, por lo que lo podrás hacer de una forma consciente y libre de culpa.

 

Fuente: Alejandro Saracho (asesor financiero)

 

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo