¿Pesadillas? Podrían ser un mensaje

0
88
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

 

Despertar a media noche con taquicardia y asustados, muchas veces es la reacción de vivir una pesadilla.

Las pesadillas son pensamientos que emergen del subconsciente como símbolos para atravesar las barreras defensivas del consciente y así llegar a nuestros sueños dejando entrever conflictos que no podemos solucionar aún en la vida real.

La mayoría de nosotros hemos experimentado sueños que nos provocan miedo o ansiedad, en ocasiones las pesadillas se repiten varias veces en diferentes noches. Los sueños más comunes son:

  • Caerse de la cama, un árbol o un edificio.
  • Ser perseguido o atacado.
  • Llegar tarde a un examen o entrevista de trabajo.
  • Estar desnudo en público.
  • No encontrar las llaves, la cartera o el celular.

Paradójicamente las pesadillas nos advierten sobre pautas de comportamientos actuales o desequilibrios psicológicos que debemos resolver. Algunos expertos aseguran que si logramos hacer caso al aviso y buscar una solución en la vida real dejaremos de tener la pesadilla o volveremos a tener el sueño pero con otro final – la conclusión ideal – que representa la prueba definitiva que hemos resuelto el problema.

Durante la noche entramos en dos estados distintos de sueño: El primero  es conocido como “SWS” (sueño con ondas lentas), después de unos 90 minutos normalmente entramos en la segunda fase llamada REM (sueño con movimientos rápidos de los ojos).

Durante el resto de la noche, alternamos entre estos dos estados. La mayoría de pesadillas ocurren durante la fase REM. Solo un 4% de pesadillas ocurren durante la fase SWS y son conocidas como “terrores nocturnos”.

¿Cómo prevenir las pesadillas?

  • Es importante tener una rutina de sueño sana.
  • Evitar las siestas durante el día, comer o hacer ejercicio justo antes de acostarte, así como las películas o los libros de terror antes de ir a dormir.
  • Para los pequeños, se aconseja proporcionar un peluche o su cobija favorita para que se sientan más seguros.Tener una lampara a la mano para que al despertar de la pesadillas podamos observar cosas familiares y recordar donde estamos.
  • Contar los malos sueños a alguien de confianza ayuda.
  • Probar la técnica”Lucid Dreaming” (sueños lucidos), promovido sobre todo por el experto en sueños Dr. Keath Hearne, quien aconseja  controlar los acontecimientos desde el propio sueño, como si fuese el director de una película.

¿Sabías qué?

Los movimientos corporales ocasionales en las pesadillas pueden servir para despertar al durmiente, esto ayuda para  evitar la sensación de miedo.

Siempre se debe tener en cuenta que las pesadillas no son reales ni hacen daño… Soñar con algo aterrador no significa que sucederá en la vida real ni que se quiera hacer cosas malas, todos tenemos pesadillas de vez en cuando.

Las situaciones estresantes que se producen durante el día pueden convertir los sueños en pesadillas que sirven para liberar las tensiones. Algunas veces los cambios importantes, como mudarse de casa,  la enfermedad o muerte de un ser querido, pueden dar lugar a pesadillas.

2La fiebre alta, provoca  pesadillas, así como cierto tipo de medicamentos por lo que es necesario tomar nota para comunicarlo al médico y cambiar de fármaco.

Aunque algunas personas creen que el consumo de alcohol les ayudará dormir mejor los resultados son todo lo contrario.

El café, té y refrescos energéticos pueden actuar sobre su metabolismo e incrementar su nerviosismo y ansiedad, con lo que aumenta  la posibilidad de sufrir una pesadilla

Algunas veces, ayuda llevar un diario de sueños buenos y malos para tener una idea de cómo funciona la mente por la noche.

1

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo