Consejos para ayudarte a bajar de peso sin sacrificios

0
89
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Si uno de tus propósitos de cada año es bajar de peso, pero por más que lo intentas, no lo logras, quizá lo estés viendo como algo imposible o desagradable.

¡Es momento de darle un giro diferente! Piensa en ello como algo divertido, positivo, agradable y sobre todo, deja de pensar que tendrás que hacer muchísimos sacrificios para lograrlo.

Puede ser más sencillo de lo que parece. Sólo tienes que empezar ante todo a cambiar la forma en la que percibes el “bajar de peso” como algo negativo.

Te damos algunos consejos que quizá te puedan ayudar.

¡Sé tú misma y no te compares!

No, no tienes que ser extremadamente delgada, sólo bajar los kilos que realmente necesitas de acuerdo a ti misma, a tu talla, a tu complexión.

Si tienes demasiadas curvas, pero quieres cambiar totalmente la forma en la que te ves porque viste a alguna modelo o actriz, esto te hará sentir totalmente frustrada y será un obstáculo para lograr tu objetivo.

Comer saludable es delicioso

Deja de pensar que tienes que hacer dietas que te matan de hambre o que son horribles para bajar de peso. Comer ensaladas y dejar el pan no te ayudará del todo a bajar de peso, porque querrás y añorarás aún más la comida chatarra.

Date tus gustitos de vez en cuando, pero cuida las porciones, eso es importante. Pon un día a la semana en la que comas lo que quieras, puede ser una hamburguesa, sólo no pidas la extradoble con queso y tocino.

Mantén un equilibrio

No olvides incluir carbohidratos y proteínas en tu dieta, no elimines completamente el pan, sólo no comas en exceso, comer demasiada lechuga y nada de pan, quizá te haga bajar de peso, pero te mantendrá triste, frustrada y nada nutrida.

Toma agua

Es increíble lo que puedes lograr con este pequeño hábito, cambia los refrescos o bebidas con demasiada azúcar por agua y tómala constantemente. No es que elimines los otros productos por completo, pero que sean tu gustito y no la rutina diaria.

Colaciones

No pases tanto tiempo sin comer, entre comidas puedes ingerir algunos alimentos que te harán sentir feliz como manzanas, nueces, almendras, arándanos, amaranto. ¡Velo todo como delicioso!

No olvides el ejercicio

Empieza poco a poco, pero deja de pensar que el ejercicio es sólo ir al gimnasio o ponerte tenis para correr, aprovecha cada momento. Sube escaleras en lugar de utilizar las eléctricas, opta por caminar unas cuadras en lugar de subirte al autobús.

Comienza poco a poco

No pienses que bajar de peso sucederá de la noche a la mañana, eso es lo que te ha hecho claudicar tan rápido, porque esperas ver resultados a la de ya y como eso no pasa, crees que no estás haciéndolo bien y entonces renuncias.

Los cambios grandes están llenos de pasos pequeños, cambiar un hábito a la vez, te dará resultados a largo plazo, pero duraderos y con grandes beneficios.

Acude con profesionales

Si esto tampoco funciona, quizá necesites visitar algún especialista, nutriólogo o médico porque es probable que pueda encontrarse algún pequeño problemita en tu cuerpo que desconozcas y que necesites atender.

¡Tú puedes lograrlo! Pero antes de cambiar de hábitos, empieza cambiando tus pensamientos. Bajar de peso no es un sacrificio, no es algo desagradable, es algo delicioso que te hará sentirte feliz.

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo