Cómo lograr lo que te propongas sin fracasar en el intento

23
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Lograr lo que quieres no es una misión imposible, implicará esfuerzo si es algo que realmente te importa, pero la constancia y la disciplina te pueden ayudar a conseguirlo.

Es importante tener un gran sueño, pero también debes establecer objetivos muy claros y tener la convicción de hacerlo por ti mism@, no por alguien más ni presionad@.

Así que comienza con estos pasos y poco a poco verás resultados. ¡No te desesperes si no sale a la primera! Resiste y continúa.

Define qué es lo que realmente quieres

Por ejemplo: tener dinero. Sí, pero… ¿para qué? Para tener poder, para comprar más cosas, para estar tranquilo. Piensa si el tener dinero es realmente tu objetivo.

Este es el paso más importante, definir lo que quieres te dará los caminos para lograrlo.

Comprométete a pagar el precio

No sólo en un valor económico, sino también de sacrificio, experiencias y pérdidas. El querer todo fácil y a la primera, te hará desistir a la primera de cambio y a la vez te hará sentir tan frustrad@ que no querrás continuar.

Visualízate

Este paso es importante para tener motivación y para que recuerdes por qué lo estás haciendo. Imagina los beneficios que obtendrás al lograr tus objetivos y disfruta ese “futuro ideal”.

Pero, cuidado con idealizar de más sin pensar que todo eso requiere esfuerzo, recuérdalo siempre, eso te hará sentir menos frustrad@.

Investiga, infórmate y amplia tu horizonte

Informarte sobre lo que quieres te ayudará a conseguir una rutina específica para lograrlo.

Observa a los mejores, pregúntale a las personas que ya lo lograron, no tengas miedo ni envidia, se trata de volverte un@ expert@.

Establece una rutina

Define qué harás día a día y cuántas horas le dedicarás a lograr aquello que te propongas y realmente cúmplelo.

Sé muy estrict@ con tus actividades y si por algún motivo no sale como esperabas, también aprende a manejar esa frustración y a buscar planes B, C, o hasta el Z y si no, vuelve a empezar.

Aprende del “NO”

El “no” también es un gran motivante porque es algo que tienes ganado desde un principio, si no tienes nada, entonces no tienes nada qué perder. Atrévete y ve por lo que quieres.

Aléjate del “qué dirán”

Si todo el tiempo estás pensando en qué dirán si lo haces o le pones demasiada atención a los comentarios externos, te sentirás demasiado abrumad@ y querrás desistir.

Recuerda que si tienes muy claro lo que quieres y las estrategias para lograrlo, aunque muchos te digan que lo estás haciendo mal, podrás lograrlo.

También detente a escuchar sin creer que los consejos son órdenes, aún el consejo malintencionado puede tener algo que te sirva como aporte. Los consejos son sólo eso, tú decides qué tomar de ellos.

Un paso a la vez

Los grandes cambios implican pequeños pasos. Si te detienes a ver lo que te falta es probable que te sientas frustrado, mejor detente a ver lo que ya llevas y que quizá no estés donde quisieras estar, pero tampoco estás en el principio.

La carrera hacia tus sueños continúa.

Perseverancia

No te rindas, ¡nunca! Todo esto está definido precisamente por ese objetivo, el primer paso es el MÁS IMPORTANTE: Definir qué es lo que realmente quieres.

¡Vamos! ¡Es hora de trabajar!

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo