El actuar de las personas negativas y tóxicas

230
Woman giving thumb down gesture looking with negative expression and disapproval isolated on gray background
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

La negatividad la podemos definir como esos pensamientos y sentimientos que alimentan la tristeza, la angustia, la derrota, la envidia, la amargura…

Si hay alguien en tu vida que te hace sentirte mal contigo mismo, con lo que te gusta, lo que haces, o con tus metas, significa que tienes una relación tóxica con él o ella.

Las personas tóxicas son aquellas que muestran una serie de actitudes negativas contagiosas que impiden que te sientas bien, seas feliz o que alcances tus metas.

Hay personas que tienen muy bien puestas sus máscaras de apariencia y ante los demás pasan como personas buenas y honestas, pero mucha de esta gente en realidad pertenece a la gran masa de personas comunes y corrientes que tienen lados muy oscuros en sus sentimientos.

Ese tipo de personas se toman todo demasiado a pecho, como algo personal, incluso aquellas situaciones que no pueden cambiar. Tienen la autoestima baja, es decir, que se valoran negativamente, todo les afecta.

Son personas que no viven el presente porque tiene miedo a encontrarse consigo mismas. Las personas negativas prefieren vivir en expectativas poco realistas y arrepintiéndose del pasado que en lo que realmente importa, que es estar en el aquí y el ahora.

Centrarse en las debilidades provoca que la persona no tenga la suficiente confianza para seguir adelante, y permanece anclada en la zona de confort, pues allí se siente segura. La zona de confort puede parecer un lugar agradable, pero a la larga no permite que el individuo crezca como persona y sea feliz.

Todos queremos gustar a los demás, pues somos seres sociales. Pero este tipo de personas se preocupan en exceso por lo que los demás piensen de ellos.

Su felicidad depende de factores externos, son personas que están siempre preocupadas y no tienen la paz interior necesaria para ser felices.

Las personas negativas suelen ser personas que no olvidan el pasado, en gran parte porque no perdonan y siempre tienen un gran rencor. Esto no les permite vivir en el presente, conectados consigo mismos.

El perdón y la aceptación son actitudes sanadoras que permiten cerrar heridas del pasado.

Si no puedes eliminar del todo la convivencia con personas tóxicas y negativas, trata al menos de pasar el menor tiempo posible con ella y de no mantener demasiadas conversaciones con ellas, por salud mental.

En caso de que seamos víctimas de un entorno cargado de negatividad, es importante hacer lo posible para que no nos afecte.

Una persona que se preocupa por su salud mental, física y emocional siempre está en busca de satisfacer sus propias necesidades, no le queda tiempo para criticar, juzgar y condenar a los demás.

Es necesario estar atentos para poder reconocer a la personas que no suman nada a nuestra vida, sino todo lo contrario, nos terminan contaminando con su negatividad y su forma tóxica de ser.

Uno debe trabajar en su propio autoconocimiento, en encontrar sus propios deseos y sentirse bien consigo mismo para no sufrir por la valoración de los demás.

Somos responsables de trabajar en nuestra paz interior para poder alcanzar nuestra felicidad. Debemos de dejar de lado las desdichas y culpar a factores externos de nuestros sufrimientos y nuestros padecimientos.

Mente cuerpo y alma en armonía, siempre darán un bienestar a su vida!!

Fuente: Andy Cornejo

TW: @Alejand60356051  

FB: Andy Cornejo

Correo:andycornejo54@gmail.com 

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo