¿Qué es la disfunción sexual femenina y cómo afecta a las mujeres?

210
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo

Se estima que un 43% de la población femenina en Estados Unidos sufre de disfunción sexual, pero no lo saben, no entienden qué pasa o simplemente no saben cómo tratar el tema.

Para empezar, la disfunción sexual femenina es un trastorno que se produce cuando hay un cambio significativo en el comportamiento habitual de la mujer, regularmente disminuyen –incluso desaparecen– los pensamientos y fantasías sexuales y se posponen o evitan las relaciones.

También, existe una incapacidad para disfrutar del coito, afectando las relaciones personales y calidad de vida. Aún no se establecen causas generales a esta problemática, ya que puede producirse en áreas muy especificas.

La disfunción sexual femenina (DSF) se puede clasificar en cuatro áreas en las que las mujeres presentan dificultades: el deseo, la excitación, el orgasmo y el dolor asociado con el coito (dispareunia y el vaginismo).

Existen condiciones como los desajustes hormonales, enfermedades como diabetes, cardiopatías, depresión, intervenciones quirúrgicas, cambio de método anticonceptivo, cansancio, estrés, cambio de humor, obesidad , etc., que pueden llegar a ser causantes de la pérdida del deseo.

Como mencionamos antes, aunque la disfunción femenina pueda tener múltiples causas y diversas formas de presentación, los síntomas son muy similares: falta de receptividad en la actividad sexual, falta de interés en iniciar o participar en actos sexuales y la ausencia de pensamientos sexuales o fantasías.

“Las mujeres, a diferencia de los hombres, no nos atrevemos a vivir la masturbación con naturalidad y eso crea un gran desconocimiento de su propia sexualidad”, Cristina Martínez, asesora de la Asociación Española para la Salud Sexual.

¿Cómo prevenirlo?

Aunque no existe una formula mágica para prevenirlo, en algunas mujeres, el dejar de fumar, perder pero o dormir lo suficiente puede ayudar a mantener o aumentar el bienestar y el interés por las relaciones sexuales, también es importante que la mujer se ame, el aumento de autoestima y aceptación del cuerpo tal y como es, puede ayudar.

Diagnostico: 

Para diagnosticar la disfunción sexual femenina, el médico puede hacer lo siguiente:

  • Habla sobre tus antecedentes médicos y sexuales.
  • Tacto vaginal.
  • Análisis de sangre.
  • Análisis de orina y medición de la tensión arterial. 

La incapacidad para alcanzar un orgasmo o disfrutar del sexo, es algo de lo que la mujer debería preocuparse; la mujer está acostumbrada a que sea el hombre quien descubra su propio placer “sin pasar por ella misma”.

El tratamiento depende de lo que arrojen los estudios, ya que estos problemas suelen ser complejos, así que antes de tomar medicamentos, consulta a tu médico de cabecera.

 

Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo